Por un mal uso del smartphone puedes acabar en la cárcel

smartphone

El simple hecho de ir andando por la calle mirando el teléfono móvil puede ser motivo de prisión. Pero no es el único caso.

El 98% de los accidentes donde el peatón es el culpable están causados por el uso del teléfono móvil, según un informe publicado por Mapfre en 2015. Además, este mismo estudio resaltaba que el uso del móvil y los auriculares aumentan hasta un 40% el riesgo de accidentes de peatones.

El peligro del teléfono al andar por la calle llevó el año pasado al Ayuntamiento de Murcia a escribir mensajes en los pasos de cebra para advertir a los peatones del peligro de ir mirando el móvil. En concreto, Murcia instaló 80 señales horizontales, pintadas en los pasos de cebra, y 200 verticales, situadas en los semáforos con mensajes como ‘Te contesto luego’, ‘Espera, voy a cruzar’ o ‘Responde cuando hayas cruzado’.

En España está prohibido conducir utilizando dispositivos móviles, pero no si se utilizan mientras se camina por la calle. Eso sí, no podrás hacer lo mismo en otros lugares como Nueva Jersey. Una propuesta quiere penar a los peatones que sean multados por escribir mensajes a la vez que están caminando bajo condenas de hasta 15 días de prisión. Esta idea, aunque parezca descabellada, también se ha planteado en otros lugares como Arkansas, Nevada o Nueva York, aunque la tónica general es la de establecer multas monetarias que alcanzan los 250 dólares, como en el caso de Hawaii.

El peligro de caminar con el teléfono ha llevado a la ciudad de Chongqing ha inaugurar el primer carril exclusivo para personas adictas al móvil. Todo aquel que quiera ir caminando enganchado al teléfono, debe hacerlo por el carril indicado para ello.

NO ESPIAR

Mientras que el hecho de caminar con el teléfono no queda bien definido en cuanto a legislación, espiar el smartphone a otra persona si que puede estar penado con la cárcel.

El Juzgado de lo Penal número 4 de Almería condenó el pasado mes de enero a dos años de prisión por un delito de descubrimiento y revelación de secretos a un hombre acusado de obtener «información íntima», fotografías y vídeos de su expareja mediante una aplicación móvil.

El condenado, se dio de alta en la página web de una aplicación, que le permitía «mantener controlado y vigilado el terminal», ya que una de sus funciones era la de localizar la ubicación del teléfono móvil.

Esta no ha sido la única condena de cárcel. Una mujer de Jaén fue condenada a un año de cárcel por que en 2012 cogió el móvil de su marido y encontró las conversaciones íntimas que éste había mantenido con su vecina.

CUIDADO CON LOS SELFIES

Además de las penas de cárcel, aún más peligroso es poner en riesgo la vida por un selfie. Por este motivo se han empezado a prohibir este tipo de fotografías en ciudades de India y Rusia, aunque no serán las únicas ciudades.

Además, según ha desvelado el Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades en un informe, según ha reseñado LiveScience, empiezan en zonas como el parque de Yellowstone, los ataques de bisontes han aumentado por culpa de los ‘selfies’. En 2015, cinco personas resultaron heridas por este animal, de las cuales cuatro lo fueron por intentar hacer una autofoto, según Portaltic.

 

 

Fuente: expansion.com

Freedom 251, el smartphone que cuesta solo 3€

freedom251

La compañía tecnológica india Ringing Bells, fundada el pasado año, ha presentado su teléfono inteligente Freedom 251, el más barato del mundo con un precio de 251 rupias,unos 3 euros.

«Al decantarnos por componentes hechos en la India ahorramos un 13,8%. Además, venderemos primero en línea y por tanto nos ahorramos los costes en que incurren las grandes redes de distribución», ha explicado en el acto de presentación el presidente de Ringing Bells, Ashok Chadha, según recoge el diario local Indian Express.

No obstante, el presidente ha admitido que Ringing Bells solo tiene capacidad para aceptar unos 250.000 pedidos, si bien su objetivo de ventas a largo plazo supera los 10 millones de dispositivos mensuales, publicó el canal NDTV.

El teléfono cuenta con una pantalla IPS de 4 pulgadas con resolución qHD, un procesador de cuatro núcleos que funciona a 1,3 gigaherzios, 1 giga de memoria RAM y 8 de memoria interna -ampliables a 32 gigas con una tarjeta Micro SD-.

Según se explica en la página web del Freedom 21, tiene una batería de 1.450 miliamperios e integra una cámara posterior de 3,2 megapíxeles con enfoque automático y otra frontal de 0,3 megapíxeles.

La compañía asegura que el móvil, que funciona con sistema operativo Android 5.1 Lollipop, viene con garantía de un año, que se reduce a seis meses en el caso de la batería y el cargador, y a tres meses para los auriculares.

El bajo coste del dispositivo ya ha despertado algunas críticas en el sector y la Asociación India de Celulares (ICA, siglas en inglés) ha pedido al ministro de Comunicación y Tecnologías de la Información, Ravi Shankar Prasad, que investigue los detalles del producto.

La India es uno de los mercados en más rápido crecimiento de la zona Asia Pacífico en el sector de la telefonía móvil, con 103,6 millones de dispositivos inteligentes vendidos durante 2015, un 28,8% más que en el ejercicio precedente, según datos de la consultora International Data Corporation (IDC).

 

 

Fuente: eitb.eus